Clase de Yoga para Embarazadas

Respuestas personales de Jose Antonio Cao, a las preguntas Más Relevantes de la Semana de nuestros Fans en Facebook, en nuestro Espacio “Yoga a tu Medida”.

Hazte FAN y participa

Rita Schneiter nos pregunta:

Hola soy Rita, quisiera saber cuales son las cosas mas importantes a tener en cuenta y que no se deben hacer, y cuales las mas importantes para hacer en una clase de yoga para embarazadas. Desde ya muchas gracias

Jose Antonio Cao responde:

Hola Rita:

Durante el embarazo, lo más normal es que las mujeres necesiten hacer espacio en la pelvis y en los costados del torso para permitir un crecimiento óptimo de la matriz sin presionar al resto de órganos ni perder calidad en las funciones vitales.

Además, el espacio transversal de la pelvis les permitirá una dilatación rápida y un menor esfuerzo al dar a luz. El espacio en los costados del pecho permite que la respiración aumente de calidad y no disminuya el nivel de oxigenación producto de la pérdida de espacio en la parte baja de los pulmones, al crecer la barriga.

La respiración debe llevarse a los costados y elevarla desde allí. La zona costal de los pulmones es la más amplia y la menos usada. Es importante que las pre-mamás aprendan a usarla para no sentirse fatigadas o agotadas por una respiración deficiente.

En una Clase de Yoga para Embarazadas, las posiciones invertidas pasivas ayudan quitando el exceso de presión en la parte baja del vientre y alivian la espalda lumbar, que producto del desequilibrio de peso hacia delante se curva más provocando lumbalgias.

Hacer espacio entre las palas ilíacas por detrás de la pelvis también es un elemento a tener en cuenta sobre todo cuando las embarazadas se quejan de dolores de ciatalgia. 

Hay que evitar las asanas que presionan sobre el vientre directamente, como cualquiera que se ejecute tumbado boca abajo (como shalabasana o dhanurasana) o que exijan un esfuerzo importante del recto y el transverso abdominal, como paripurna y ardha navasana.

Hay que evitar las posiciones de torsión cerrada, las cuales hacen presión del vientre contra una de las piernas o ingles. Por ejemplo marichyasana III o parivritta trikonasana.

Se debe practicar sin mucha tensión. Respirando con normalidad y haciendo variantes de las asanas que puedan ser sostenidas sin agotarse. Es importante disfrutar de la práctica y que ésta sirva de pretexto para irse relacionando con la nueva vida que va creciendo dentro.

Si quieres más información, aquí nos tienes. Un saludo.

Ana Laura Hoffmann nos pregunta:

Qué tal? yo vivo en Chubut, también me dedico a yoga, aunque no doy clases hace un par de años…

Tengo un problema de salud, la tiroides, que me han hecho engordar muchísimo, y no me siento cómoda dando clases. Ahora se me suma que tengo los meniscos internos rotos y la indicación de cirugía… Pero algunas personas me han dicho que se regeneran o que se curan con imanes y otras tecnicaza.

La consulta es si tienes alguna data al respecto…obviamente, trataría de no entrar al quirófano…muchas gracias

Jose Antonio Cao responde:

Hola Ana:

Es importante no practicar asanas cuando hay tejidos inflamados o dolor agudo en las articulaciones.  Los desarreglos en la tiroides hacen que el metabolismo del cuerpo cambie y que te puedas sentir agotada con facilidad (si es hipo-tiroidismo) o muy alterada y acelerada (si es hiper-tiroidismo).

En cualquier caso, cuando los análisis clínicos revelen que estás estable y el médico te permita hacer ejercicios normalmente, debes practicar pranayamas tumbada en shavasana con soporte en la espalda para nutrir de energía tus órganos y no sentir ese cansancio.

Hay que hacer asanas usando secuencias terapéuticas y variantes que deben ser introducidas por un profesor presencial que conozca del tema. No es conveniente que cualquiera te las enseñe. Busca información sobre Yoga Iyengar y la práctica aplicada a pacientes de tiroides y lo verás.

Con respecto a los meniscos, debo decirte que según lo que yo se, los tejidos blandos de las rodillas no se regeneran. Lo que se hace en yoga es fortalecer la musculatura y evitar, con un movimiento correcto del muslo y la pantorrilla, que las rodillas sigan dañándose. El sobrepeso hace que las rodillas se sobre-esfuercen y eso acelera también el proceso de desgaste o rotura de los meniscos.

Al principio hay que comenzar a mover correctamente las rodillas en posiciones de flexión hasta 90 grados, como los virabhadrásana. Evita las flexiones totales como virasana o baddhakonasana hasta comprender bien el movimiento. Poco a poco, haciendo espacio, podrás conquistar más flexión sin que presione internamente la articulación.

No tengo conocimiento de técnicas como los imanes u otra cosa aparte de las asanas y el yoga en general. En eso no puedo ayudarte. Si necesitas más información, aquí me tienes.

Un saludo.

Liliana Cucchi nos pregunta:

 ¿ Por qué no tenemos equilibrio? Uno de los motivos es el oído, hay otra cosa por la que no podemos mantener el equilibrio?

Jose Antonio Cao responde:

Hola Liliana:

Para mantener el equilibrio el cuerpo usa una mezcla de 3 sistemas, según lo que hasta ahora se.

La estereo-visión o doble referencia de los ojos nos permite detectar la horizontal y mantenerla entre los ojos para no “bambolear” innecesariamente al cerebro. También el más conocido sistema de equilibrio a través del oído. Y finalmente la sensación del tacto en las plantas de los pies (o de las manos o cualquier otra parte del cuerpo que haga de base según la posición en que nos encontremos) que nos transmite el equilibrio de presión y contacto con el suelo en toda la superficie que apoya, indicándonos si la columna o el centro de masas del cuerpo se inclina en alguna dirección amenazando caerse.

Esta última es la menos desarrollada que solemos tener y cuando se practican asanas es la que más se entrena.

Un saludo

 

 

Tagged As: , , , ,

Comments are closed.

Name: Email:
.